El éxito

how to win friends and influence people

how to win friends and influence people

Hace unos días pasé por una librería de Montreal en busca de cierto libro de informática. Dando vueltas por la librería una cosa me llamo la atención: el enorme tamaño de la sección de libros de auto-ayuda. Me refiero a aquellos libros que ofrecen consejo sobre como alcanzar el éxito (estilo digamos el famoso Como ganar amigos e influir sobre las personas). Al husmear un poco por los corredores de esta sección encontré que los libros esta métodicamente ordenados según la dimensión de la vida para la cual se busca el éxito: espiritual, profesional, sentimental, familiar, etc.

Toda ambición tiene su best-seller. Su vida de pareja no es lo suficientemente satisfactoria? Un libro le ofrece el método para tener una relación perfecta en 21 días. Desea tener exito en el trabajo? Un experto le explica en otro libro como convertirse en un ejecutivo dinamico al que nadie podra detener en su ascenso a la cima de la escalera organizacional. Crisis existencial? Ansiedad? Vacios? El doctor Fulanito de Tal (PhD) le explica que es lo que está mal con su manera de pensar. Y como remediarlo gracias a unos cuantos principios de base.

Mirando de cerca algunos de los libros me di cuenta de algo chistoso: los elogios del libro que están escritos en las contra-portadas de los libros en muchisimos casos provienen de otros autores de libros de auto-ayuda. Esto me hizo entender mejor la película Little Miss Sunshine, en la que uno de los protagonistas, un padre de familia, intenta convertirse en un autor reconocido de este tipo de literatura, para lo cual debe lograr la bendición de uno los autores conocidos del genero y entrar en ese círculo.

barbie

barbie

La literatura de auto-ayuda constituye una industria multimillonaria por estos lados. Una industria que se alimenta del culto al éxito que impera en norteamerica. El exito encarnado casi siempre en la imagén de un ejecutivo ambicioso, de un emprendedor joven, de un autor admirado… en fin,  del hombre o mujer que ha logrado algo que los demás envidian, gracias unicamente a su tezon y fuerza de voluntad. A propósito, otro tipo de literatura muy popular es el de las auto-biografías de gente de exito, en particular de fundadores de empresa acaudalados. Libros donde los exitosos cuentan su historia, reparten su filosofía como un evangelio para las masas de admiradores que creen todos ingenuamente pertenecer junto a sus heroes a un pequeño circulo de personas que tienen la voluntad necesaria para lograrlo.

Contrario a otras culturas donde la ambición es vista de cierta manera como peligro para la paz interior, en norteamerica la ambición es un prerequisito para la felicidad. Hay que ser mejor, ser más, tener una casa mas grande, una esposa más bonita, mejores abdominales, buen carro, hijos perfectos. Por que no habría uno de desearlo? Por qué no? Si hay que matarse trabajando, que así sea: nada tiene el derecho de interponerse entre un hombre y sus sueños. Sueños que sospechosamente son casi siempre muy parecidos a los del vecino y que casualmente se parecen a las imagenes de los comerciales que vemos en los últimos televisores plasma de 48 pulgadas.

This entry was posted in cultura. Bookmark the permalink.

One Response to El éxito

  1. Vanina says:

    Haces una excelente critica en este post. Prohibido caer en el vicio del “éxito” si se va a emigrar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *