El crédito

Cuando uno llega a Canada, una de las cosas que aconsejan muchos es ir construyendo una “historia de crédito”. La historia de crédito es el registro de los prestamos que uno ha tomado y como los ha pagado. Esta historia es importante por ejemplo a la hora de pedir un prestamo para comprar una casa (la hipoteca mejor dicho… el mortgage).

El problema con la historia de crédito es el del huevo y la gallina (como en muchas otras cosas a la hora de emigrar): para tener una historia de credito, se necesita tomar prestamos, y para tomar prestamos, se necesita una historia de crédito.

Una manera de ir construyendo la historia de crédito es sacar una tarjeta de crédito, lo cual es posible si uno esta trabajando y la pide con un límite de crédito pequeño. También es posible por ejemplo “asegurar” una cierta suma de dinero para respaldar la tarjeta, es decir, bloquear un dinero de la cuenta bancaria como garantia de que uno si puede pagarla. La idea de esto último es para asegurar que el banco (o la entidad creditica) aprueben la tarjeta.

Otra estrategia típica para construir una historia de crédito es comprar un carro a crédito.

Recuerdo que aun recién llegado a Montreal fuí al banco a pedir una tarjeta de crédito. Le explique a la encargada que en realidad a mi no me gustaba mucho usar el crédito, pero que quería sacar la tarjeta para ir construyendo la historia de crédito. Ella me miró un tanto asombrada y me respondió muy seriamente “no, no… se está equivocando. Aquí no se puede vivir sin usar crédito, asi es como se vive en norteamerica, a crédito”…

This entry was posted in vida cotidiana. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *