Regreso al trabajo

Ya hace una semana regresé al trabajo, luego de una semana larga de descanso durante las fiestas de fin de año. Habiamos pensado ir a Montreal pero finalmente decidimos quedarnos aca en Val d’Or para ahorrar plata ahora que estamos comprando una casa. Bueno, confieso que tampoco me daban ganas de manejar durante 7 horas por una carretera congelada y llena de nieve.

Estuvimos en la fiesta de navidad de la empresa. Conocí a varios de los empleados con los que nunca tengo oportunidad de hablar: los técnicos que van al terreno con los aparatos a tomar medidas (“gravimetria”, “polarización provocada” y otras medidas utiles para hacer un analisis geofísico del valor potencial de un terreno). Gente que trabaja varias semanas en condiciones duras, sin un contrato del todo fijo porque depende de cuantos proyectos estén en curso en esa época. Afortunadamente el trabajo abunda ultimamente.

Esta semana estamos moviendo nuestras cosas a la nueva casa. Poco a poco habra que irse enterando de todo lo que implica tener una casa en Québec: ocuparse de la nieve en el techo, del funcionamiento del sistema de calefacción, de quitar la nieve para que el cartero pueda pasar, etc, etc, etc.

This entry was posted in vida cotidiana. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *